Ruta nocturna Cerro de la Capitana, Rincón de la Victoria (Málaga) – agosto 2021

Distancia: 10,03 km | Desnivel acumulado: 840 m | Tiempo: 3 h 52 min

Track : Arroyo de los González – Cortijo de los Toros – Locea de Arriba – El Cerrulón – Albenda – Cerro de la Capitana – VG Salazar – Lo Rute – Albenda – El Cerillar – Ermita de Granadilla – Casa del Molino – Arroyo de los González

Álbum de fotos :  Rafael “Fali” Martín y Javier Hernández

Vistas de la bahía de Málaga desde el VG Salazar (510 msnm) en el Cerro de la Capitana

Agosto 2021. He intentado varias veces participar en el Trail Nocturno La Jábega organizado por el Club de Atletismo del Rincón de la Victoria, cuyo presidente actual es Rafael “Fali” Martín.

Por fín conseguí que Fali me llevara al Cerro de la Capitana en julio 2019 y en agosto 2020

Por tercera vez, y con la compañía de Antonio Tirado y otras 28 personas más, hemos participado en la ruta “Las noches de la Capitana” organizada por José Carlos Cañas que es el presidente del Club de Montaña Rincón

En esta ocasión, Fali fue quién tuvo que dirigir el grupo y Antonio y yo hicimos de becarios atendiendo la cola de un grupo bastante numeroso y variado. Algo que me sorprendió para este tipo de rutas.

Gente de todas las edades acudieron a la cita de esta ruta nocturna.

A las 20:00h estabámos citados en el Arroyo de los González como organizadores de esta ruta. José Carlos no pudo acudir y nos pidió que si podíamos encargarnos nosotros. A su vez Fali pidió ayuda a Antonio, otro experto en este tipo de recorridos.

Sin saber muy bien el número de inscritos, pues la convocatoria se hizo de una forma cuasi informal por Facebook, nos llevamos la grata sorpresa de que allí estábamos 30 personas (de todas las edades) dispuestos a hacer una ruta nocturna que sumó en total 10 km de recorrido.

Las primeras rampas te avisan que hay que salvar un desnivel de algo más de 400 metros

Fali es de la tierra, y conoce estos caminos como nadie. Se puso en cabeza y, tal y como es él, iba contando a todos por dónde estábamos pasando, algo de historia de hechos ocurridos en estas tierras y, sobre todo, la descripción de la amplia variedad de vegetación que íbamos viendo.

Enseguida, los jóvenes ocuparon los puestos de cabeza ya que nuestro ritmo les parecería lento. También son de poblaciones cercanas y conocedores de este entramado de caminos que llegan todos hasta la cumbre que nos habíamos marcado.

El ritmo marcado por la juventud, y que conocen muy bien la zona, hace que el grupo comience a estirarse

Ahora bien, si quieres que nadie se quede rezagado, que nadie lo pase mal y, desde luego, que nadie abandone la empresa tienes que tener a tu lado a Antonio.

Antonio es un tipo grande (pero grande de verdad), con una constitución física envidiable y con unas dotes de optimismo y de sugestión que no hay nadie que se le rinda.

Fue militar, pero sobre todo, es deportista. Ha participado en tantas pruebas de resistencia que se necesitan varios días para que te cuente todas sus experiencias. ¡Gracias Antonio por tu labor en esta ruta!

Maria Joséy Antonio cerrando el grupo haciendo las labores de “escoba” de la expedición

Aunque llevaba el track de la ruta en mi reloj GPS, no tuve que consultarlo nada más que para comprobar que este era un nuevo camino. Distinto al de las dos veces anteriores que había subido con Fali.

Y es que Fali, además de un tipo genial con el que me fui al Pico Veleta (3.396 msnm) en agosto 2020 es un experto dirigiendo grupos. Cuando vio el abanico de edades de los participantes (Lucas, el más pequeño tenía 6 años) eligió caminos alternativos para que la ascensión fuese más asequible.

Al finalizar la ruta, que por la nocturnidad y el esfuerzo pudo ser algo dura para más de un participante, todos le dieron las gracias porque hizo un trabajo espléndido.

Si detectaba que nos separábamos más de la cuenta, hacía una parada para contar algo de la zona. Que alguien iba bajo de energía, nos invitaba a beber agua y comer algo de lo que llevásemos. Así durante las casi 4 horas que estuvimos caminando. ¡Ya lo sabes Fali, contigo voy donde me digas¡ (Recuerda que tenemos pendiente subir al Mulhacén).

Fali se ha criado en estas tierras y conoce todos los caminos, sendas y atajos. Un lujo de guía

Una vez en la cima, los de la zona nos fueron indicando los nombres de los pueblos que divisábamos. Bueno, por la hora a la que llegamos, ya con total oscuridad, eran los alumbrados de las poblaciones lo que realmente observábamos.

Un pequeño descanso para comer los bocadillos que llevábamos (y que fue nuestra cena) y de nuevo a coger otros caminos para regresar al punto de inicio.

No es fácil relatar lo que ocurre en cuatro horas, pero a juzgar por las caras de los senderistas en la foto de abajo y de sus comentarios cuando acabó la ruta, creo que la gente disfrutó de una experiencia que pocas veces podrá repetirse teniendo a dos expertos como Fali y Antonio cuidando de todos nosotros.

¡Gracias a todos los que os apuntásteis!

Foto de grupo en el VG Salazar

¡Hasta la próxima ruta!

Un comentario sobre “Ruta nocturna Cerro de la Capitana, Rincón de la Victoria (Málaga) – agosto 2021

  1. Con esto de salir a la montaña, antes llamado montañismo y ahora senderismo con la variante si solo haces senderos o en ocasiones te sales de ellos y trisqueas como las cabras, entre piedras o monte a través, el hacer marchas nocturnas porque sí, me sigue sorprendiendo. En esto como en otras muchas cosas, la añosis se nota. En mis tiempos solo andabas por la montaña de noche por necesidad, otra cosa era ir a dormir (vivaquear como se decía).
    Por eso, esto de participar en rutas nocturnas que por aquí abajo también se hace: la clásica de Peñalara o de La Maliciosa, en Cabezas de Hierro o en La Pedriza, debe tener su encanto. La realidad es que una vez que el ojo se acostumbra a la oscuridad puedes moverte sin una luz añadida sobre todo si vas por senderos, entre piedras más complicado, todo depende si hay luna o no.
    También me sorprende, el número de jóvenes asistentes junto a sus padres a la ruta nocturna. Otra forma de introducirlos en una actividad de deporte y naturaleza como esta que todos compartimos.
    Llevar un guia experto buen conocedor de la zona te da ese puntito de seguridad, añadido a los voluntarios que hacían de escoba, aspecto muy importante que no siempre se cumple y que yo he echado de menos en la ruta de los Volcanes de la isla de La Palma a pesar de ir en un grupo organizado (se suponía).
    Hasta la próxima ruta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s