Mis Rutas

Peña Cabrera, Navandrinal (Ávila) – mayo 2015

Doce meses de rutas con Wikiloc

Distancia: 7,86 km | Desnivel acumulado: 1.390 m | Tiempo: 4 h 36 min

Peña Cabrera, desde Navandrinal

Peña Cabrera, subiendo desde Navandrinal

Mayo 2015. Quizás sea ésta mi ruta favorita de las realizadas hasta hoy. Casi han transcurrido doce meses después de nuestra subida por primera vez a Peña Cabrera y sigo recordando ese día como uno de los días que mejores sensaciones me ha dejado la práctica del senderismo, tal y como yo la entiendo.

Peña Cabrera (1.997 m) se encuentra en la Sierra de la Paramera y es una de las cimas que, junto al Risco del Sol (2.113 m), al Pico Zapatero (2.158 m) y al Risco Redondo (2.054 m), forman el perfil montañoso que veo todos los días al salir de casa. Sin olvidar, claro está, a La Serrota (2.292 m) que tendrá su cita en este blog cuando consiga coronarla, claro.

Siguiendo el blog de LosK2delasKumbres consulté muchas veces la ruta circular que hicieron cuando estuvieron por estas sierras. ¡Cuántas veces he visto sus vídeos y sus consejos! Realmente son un referente para todos aquéllos que nos conformamos con subir dosmiles.

En esta ocasión, tuvimos la fortuna de contar con un guía excepcional, Ángel Martín , y que acompañados de nuestras respectivas familias formamos un grupito que hizo muy agradable el pasar unas horas juntos. Hacía tiempo que no nos veíamos. Con esta compañía subir los dosmil metros de esta cumbre se transformó en una bonita experiencia.

Iniciamos la ruta desde Navandrinal (track de la ruta) dejando los coches en una explanada a los pies de la falda de la sierra. Comenzamos la aproximación por unas callejas inundadas de agua, proveniente de los arroyos próximos con parte de su curso desviado para regar los huertos.

De pronto, al salir de la zona arbolada y de piornales, nos encontramos con un enorme espolón de granito (ver fotografía de arriba) que nos dejó muy impactados. Y es cuando comienzas a dudar de si serás capaz de subir hasta su cima. Mi hijo y yo nos mirábamos sin decirnos nada, pero pensábamos lo mismo. Nos provocaba vértigo.

Para Ángel y su familia, más experimentados que nosotros, aquello era como un día cualquiera de paseo por el campo. Eso nos tranquilizaba y nos animaba para seguir ascendiendo mientras disfrutábamos de las vistas, pero sin dejar de pensar en lo que teníamos delante.

Los expertos, en todo momento, te vigilan con el rabillo del ojo y, aunque tú no lo notas, saben cuándo hacer una parada con la excusa de explicarte algo. Te están transmitiendo normalidad y también te están proporcionado un descanso para coger aire.

Hasta que no llegas al Portacho del Cuchillo no dejas de ascender por una ladera con una pendiente bastante pronunciada, como se ve en las fotografías que íbamos tomando en las paradas. Ahí es cuando aprecias la gran ayuda que supone llevar un bastón. Sólo al coronar el puerto, y caminar un poco sobre terreno horizontal, es cuando te recuperas del susto que ha supuesto caminar en este desnivel. La euforia te anima a subir hasta la cumbre. ¿Por qué no intentarlo?

Después de hacernos unas cuantas fotos junto al vértice geodésico que marcan los 1.997, y tomar un pequeño refrigerio, decidimos bajar hasta la Aguja del Cuchillo (o El Centinela) para apreciar in situ la verdadera dimensión de esta pared vertical, frecuentada por expertos alpinistas.

Hay que prestar atención durante el descenso y no perder de vista los hitos que marcan el mejor camino para llegar sin contratiempos hasta los coches. Es en casa, repasando tranquilamente las fotografías, donde te das cuenta de lo que has realizado.

Todos tenemos muchas ganas de repetir aquella jornada. Esperaremos a que se quiten completamente las nieves para volver a visitar esa mole de piedra que todos los días, al salir de casa, parece que me invita a recorrer su pétreo crespón.

*Próximo post: Las Lagunillas, Navalperal de Tormes

 

 

 

Estándar
Mis Rutas

Las Meneas, La Hija de Dios (Ávila) – abril 2015

Doce meses de rutas con Wikiloc

Distancia: 12,61 km | Desnivel acumulado: 1.076 m | Tiempo: 4 h 48 min

Las Meneas, La Hija de Dios (Ávila)

Las Meneas, La Hija de Dios (Ávila). Track y sentido de la ruta marcado por Ulaque

Abril 2015. El exceso de confianza en el GPS del móvil y la poca experiencia de caminar por terreno desconocido pudo habernos pasado factura. Ahora lo estoy relatando sentado cómodamente frente al ordenador, revisando fotos y el track de la ruta. Pero si no hubiese sido por la ayuda de Batir el Cobre -que fue constantemente abriendo camino entre los ramos- y por las indicaciones de Ulaque -que previamente había realizado la ruta y posteriormente dejó escritas unas detalladas explicaciones- creo que hubiésemos pasado bastantes más apuros de los que tuvimos.

Las Meneas es una zona de pastos que se encuentran en la Dehesa de los Baldíos, próxima a la cuerda de la Sierra de la Paramera, y muy cerca del nacimiento del Arroyo de la Meneagrande. Ya nos avisaba Ulaque de la dificultad de caminar por aquí: «es un poco complicado porque al principio hay que ir “a ciegas” bordeando la ladera por la que vamos andando sin ver los ramales del cortafuegos». ¡Cómo recuerdo ahora aquéllas advertencias!

El comienzo no fue difícil. Dejamos el coche junto al quiosco -donde me llevaban de pequeño a pescar truchas y que a mí no me gustaba nada- y nos pusimos a caminar. La ascensión estaba muy bien indicada, con las referencias de pasar cerca de la antena móvil y atravesar el collado entre El Cogote (1.489 m) y El Risco del Cuervo (1.613 m). Hoy también sé que la ladera gris oscura que veíamos todo el rato se llama La Pedriza «una pedrera de considerable extensión, testimonio de la acción periglaciar en la zona de Los Baldíos», escribía Ulaque en su blog.

A partir de aquí comenzaron las dudas sobre el camino. Los ramos (o piornos, depende de la zona) estaban muy altos y densos, el camino había desaparecido y no éramos capaces de encontrar demasiadas pruebas de que por allí hubiera habido alguna vez una senda. Mucho menos un camino carretero o de herradura. Pero teníamos nuestros GPS con el track previamente cargado y decidimos seguirlo en todo momento. ¡Menos mal!

Batir el cobre iba delante abriendo camino, pero los ramos nos golpeaban en el pecho y en la cara con lo que avanzar se hacía complicado. Como no queríamos quedarnos mucho tiempo en esa zona nos lanzábamos con ímpetu sobre los ramos para atravesarlos cuanto antes. No veíamos ningún vestigio de que aquél terreno fuese una ruta habitual entre los senderistas.

Estoy hablando del tramo entre el km 4 y el km 5 de nuestra ruta. Sí, lo sé, ¡sólo es un kilómetro! Pero cuando estábamos allí no sabíamos durante cuánto tiempo íbamos a pelear con esa barrera natural. Recuerdo consultar una y otra vez el track dentro de los ramos para tratar de averiguar la distancia que nos faltaba hasta la valla que nos recomendaban como el mejor punto para cruzar.

Como anécdota diré que un grupo de buitres nos sobrevolaba en ese instante, pero no éramos su objetivo. Con el buen día que hizo, estaban aprovechando “las térmicas” para sortear sin esfuerzo los mil seiscientos metros de altitud de esas cimas.

Cuando llegamos al punto más alto, por donde cruzamos el Arroyo de la Meneagrande, empezamos a respirar más tranquilos. Hicimos, entonces, una parada para tomar algo de comida, echar un traguito de agua y ¡celebrar que habíamos dejado por fin la zona de los ramos!

Aquí ya encontramos un camino muy bien marcado. Era una carretera de tierra por donde caminábamos a buen ritmo en ligero descenso y disfrutando del paisaje que hasta ahora no habíamos podido ver con tranquilidad.

Dejamos atrás Las Meneas para dirigirnos hasta Majada de las Flores. Allí nos encontramos el Arroyo de Cepalpino y que recorrimos curso abajo por su margen derecha . Al llegar al punto donde nos indicaban como mejor sitio para cruzarlo  tuvimos que descalzarnos y subirnos un poco el pantalón para no mojarnos. ¡Qué delicia de agua fresquita para unos pies ya bastante cansados!

*Próximo post: Peña Cabrera, Navandrinal

Estándar
Mis Rutas

Embalse de Becerril, Tornadizos de Ávila (Ávila) – marzo 2015

Doce meses de rutas con Wikiloc

Distancia: 15,21 km | Desnivel acumulado: 462 m | Tiempo: 4h 17min

Escaleras del muro de la presa, Embalse de Becerril

Escaleras del muro de la presa, Embalse de Becerril

Marzo 2015. Recuerdo esta ruta con dos sensaciones distintas. La primera es que no podría volver a hacerla sin la ayuda de quien nos llevó, pues hay que atravesar fincas particulares con candados en las puertas. Por otro lado, creo que ésta será la ruta que citaré como mi primera salida a la sierra ya que tenía todos los ingredientes necesarios.

El Embalse de Becerril -no confundir con Becerril de la Sierra- está en el término de Tornadizos de Ávila, se construyó en 1930 y que se recreció en 1971. Represa las aguas del Arroyo de la Nava, entre otros arroyos. Con el agua aportada por el Canal del Río Mayor, de más de 30 km de tubería de fundición, el embalse es uno de los principales abastecedores de agua para Ávila, junto con los embalses de SeronesFuentes Claras.

La incertidumbre de no saber cómo iba a ser el terreno me animó a coger el coche el día anterior e intentar hacer la mayor parte del recorrido. -¡Qué iluso fuí pensando que había camino franco hasta el embalse!- No había recorrido ni quinientos metros cuando la primera puerta cerrada me advertía de la prohibición del paso.

Decidí intentarlo por el cruce del Km 123 de la N-403 que tantas veces había visto pero nunca había recorrido. Fue gracias a uno de los propietarios de esas fincas lo que me permitió llegar hasta el embalse subidos en su coche, pues de nuevo las puertas cerradas impiden el paso a quienes no tengan las llaves de los candados. Una vez en la presa pudimos comprobar con qué tipo de paisaje nos íbamos a encontrar al día siguiente.

Nos levantamos pronto -de nuevo me acompañó Rochi- para terminar de meter en la mochila el resto de cosas que aún no habíamos guardado. La comida, el agua y alguna prenda más de abrigo, pues la mañana estaba fresca. Nos juntamos con el resto del grupo en el parking del campo de tiro Alto del Fresnillo, donde dejamos los coches. Y comenzamos a caminar.

Como podéis comprobar en nuestro track de Wikiloc tomamos el Camino del Cerezo, atravesando un sinfín de puertas cerradas, siempre ganando altura hasta la Ermita de Castellanillos. Los propietarios de las fincas por las que pasábamos nos observaban sin dejar las tareas que estaban realizado. Respondían a nuestros saludos que, por la distancia que nos separaba, se limitaban a simples movimientos con la mano en alto.

A la altura de la captación de agua que hay en el km 5,7 de nuestra ruta nos alcanzó un vehículo todoterreno con dos ocupantes. Eran los guardas contratados por los propietarios de las dehesas. Nos preguntaron por nuestro destino. Fue entonces cuando nuestro guía se acercó a hablar con ellos y al reconocerle sólo le avisaron de que no nos saliésemos del camino, pues era la época que las “jabalinas” (hembras del jabalí) estaban paridas y con crías eran bastante peligrosas.

Continuando en suave ascensión, fue en el km 6,8 de nuestra ruta cuando divisamos la hermosa cascada que se formaba, en parte, por el sobrante del agua de la presa liberada por el aliviadero. Al pie de la cascada tuvimos que tener especial cuidado porque era el lugar de paso de las piaras de jabalíes, tan abundantes en aquella zona. También nos indicaron que por allí moraban corzos y era zona de caza de los lobos.

Como suele ocurrir en este tipo de rutas, el regreso se hace más cómodo. Después del descanso y del almuerzo se marcha mejor conociendo el camino de regreso y sabiendo que cada vez queda menos para llegar al coche. También porque es cuesta abajo 🙂

*Próxima ruta: Las Meneas, La Hija de Dios

Estándar
Mis Rutas

Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles (Ávila) – febrero 2015

Doce meses de rutas con Wikiloc

Distancia: 12,01 km | Desnivel acumulado: 312 m | Tiempo: 2h 43min

Ermita de la Virgen de Sonsoles

Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles

Febrero 2015. Voy cogiendo confianza con mi equipamiento de senderista y con mi resistencia caminando. La barrera de los diez kilómetros parece que está superada y comienzo a marcarme nuevos retos. Subir a Sonsoles, como decimos los abulenses, es mi nuevo objetivo en una ruta circular algo distinta al recorrido habitual.

El Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles está muy cerca de Ávila y es un lugar que todos hemos visitado en multitud de ocasiones. Cuando eres adolescente porque te lleva el colegio en la excursión obligada de cada primavera. Durante la juventud vas para pedir a la Virgen alguna ayudita en los estudios o para poner una vela por haber aprobado el carnet de conducir. En la madurez ya realizas las peregrinaciones a la ermita para rogar por la salud de los tuyos y por otros asuntos de mayor calado espiritual.

En el tema deportivo, es el escenario idóneo para organizar la tradicional carrera de atletismo “Subida a Sonsoles” o para realizar un agradable paseo de cuatro, cinco o seis kilómetros, dependiendo de si dejas el coche en el Puente Sancti Spiritus y en qué parte de la ciudad residas.

Pues bien, junto a otros amigos que conocimos en Los Castillejos, establecimos un recorrido –ver nuestro track en Wikiloc– que comprendía salir de Rivilla hasta Naturávila, cruzar por el Puente Romanillos y subir por los caminos de las fincas Las Mantas hasta alcanzar la ermita. Tras cumplir con el tradicional encendido de velas, bajar por el atajo hasta las Casas de la Sanguijuela, cruzar de nuevo el Río Chico y finalizar el recorrido en Rivilla.

En esta ocasión el recorrido fue fácil. El firme del camino era sólido, sin barrizales ni charcos de agua que salvar, y con un suave desnivel inferior a doscientos metros. Quizás tuvimos que realizar un pequeño esfuerzo en la parte final de la subida, entre los kilómetros seis y ocho de la ruta. Pero ver el santuario tan próximo y saber que allí haríamos un descanso fue el empujón extra que nos llevó hasta la cima.

La vuelta siempre es más agradecida. Vas cuesta abajo, charlando sin parar y sabiendo que has caminado más que lo que te queda. Cuando te quieres dar cuenta estás en el punto de partida donde dejaste el coche.

Llega el momento de las felicitaciones, de los besos y las despedidas. Por la euforia de haber terminado el reto sin incidentes es cuando te vienes arriba y dices sin pensar en las consecuencias:

¡La próxima más larga! ¿eh?

Estándar
Mis Rutas

Los Castillejos, Sanchorreja (Ávila) – enero 2015

 

Doce meses de rutas con Wikiloc

Distancia: 11,44 km | Desnivel acumulado: 744 m | Tiempo: 4h 40min

Captura del vídeo de Bruno Coca realizado en Los Castillejos, enero 2015

 

Enero 2015. Buscando empresas que realizaran rutas por la provincia de Ávila encontré a Castellum S. Coop. -Arqueología y Gestión del Patrimonio Histórico y Natural- (actualmente no tienen actualizada la información de su blog).

La idea era probar el equipo de senderismo que había comprado y también, por qué no, probarme en una ruta por un terreno desconocido para mí . Esto implica elegir la vestimenta que te pondrás para caminar, la que llevarás en la mochila y con cuanta comida y bebida serás capaz de cargar.

Hoy, un año después, estas cosas me parecen sencillas pero hay que ponerse en la piel de un urbanita como yo, con muy poca experiencia en salidas por el campo y con un mar de dudas ante algo que huela a aventura: ¿qué tiempo hará? ¿y si nos cae una tromba de agua y nos empapamos? ¿subir trescientos metros de desnivel es un palizón?

Todos estos interrogantes desaparecen una vez que has estado allí. Descubres que la Sierra de Ávila (mira el track de Wikiloc) no es el Himalaya, que las temperaturas no son tan extremas como nos muestran en los programas de Desafío Extremo de Calleja, y que pasar un poco de sed o de hambre no hace pupa.

Recuerdo que fue una ruta muy agradable. En esta ocasión me acompañó mi Rochi. Conocimos a mucha gente con bastante experiencia en esto de las salidas al aire libre y, lo más importante, que el arqueólogo de Castellum nos contó sus vivencias en aquél castro de Los Castillejos que tan bien conocía, pues había participado en distintas excavaciones hacía algunos años.

Además, coincidimos con la grabación de un reportaje de Bruno Coca sobre esta ruta. Aunque el audio no es muy bueno (cosas del directo) sí da una idea detallada de cómo fue la visita, cómo se encuentra el castro a día de hoy y por qué mil años a.C. (finales de la Edad del Bronce) alguien decidió construir un poblado allí.

*Próximo post: Santuario de Ntra. Sra. de Sonsoles, Ávila

 

Estándar
Mis Rutas

Resumen de las rutas realizadas en 2015 – @lasdiezymedia

Doce meses de rutas con Wikiloc

Distancia 2015: 154,49 km | Desnivel acumulado 2015: 12.052 m | Tiempo 2015: 55 h 10 min

doce meses doce rutas

World Relief Map, detalle de Ávila

Diciembre. Todos los años por estas fechas las emisoras de televisión y de  radio, principalmente, dedican unos programas especiales a recopilar “lo mejor del año…” A mí estas cosas siempre me han gustado. Las mejores jugadas de…, los vídeos más impactantes de…, lo más de lo más de…

Hace ya un año que me compré el equipo básico de senderista en la tienda Deportes Alfonso y que comencé a salir una vez a la semana por la sierra abulense. Al mismo tiempo me hablaron del programa Wikiloc y hoy ya es un inseparable de mi equipo. Tengo la versión Navigation Pack -de un año- por que soy de los que piensan que hay que pagar por los programas que funcionan bien para que sigan en esa línea. Cosas que tenemos los de iOS.

Pues bien. También yo he decidido hacer un balance de estos doce meses de senderismo seleccionando doce rutas (una por cada mes del año) que hayan representado algo diferente del resto de las rutas y que trataré de explicar en otros doce post de este blog personal.

Llevo un par de días seleccionándolas de entre las 44+4 rutas realizadas hasta el momento y creedme que es difícil tener que dejar fuera las otras treinta y seis. Las he comentado con A. Cubría -excelente fotógrafo que me acompaña en la mayoría de las salidas y quien realiza los reportajes gráficos- y enseguida me ha comentado ¡te faltan rutas en esa selección!

Es verdad. El año sólo tiene doce meses y por eso sólo pondré una ruta por cada mes. Quizás en otras ocasión haga otro post especial con otra temática para darlas una oportunidad 🙂

Aquí os dejo la relación de rutas:

Enero 2015Los Castillejos, Sanchorreja

Febrero 2015Santuario de Ntra. Sra. de Sonsoles, Ávila

Marzo 2015Embalse de Becerril, Ávila

Abril 2015Las Meneas, La Hija de Dios

Mayo 2015Peña Cabrera, Navandrinal

Junio 2015Las Lagunillas, Navalperal de Tormes

Julio 2015El Caminito del Rey, El Chorro

Agosto 2015La Laguna Grande, Gredos

Septiembre 2015Ruta de los Pescadores, Arenas de San Pedro

Octubre 2015El Torozo, Puerto del Pico

Noviembre 2015Vadillo de la Sierra y Monasterio Ntra. Sra. del Risco

Diciembre 2015Peña Mingovela, Ojos Albos

 

 

Estándar